ÍndiceFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ¿Qué debería preocuparle a uno durante el mes de Ramadán?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
nadia hmaidi

avatar


Estado civil : casada
Femenino Mensajes : 863
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 33
Localización : españa

MensajeTema: ¿Qué debería preocuparle a uno durante el mes de Ramadán?   Dom 15 Ago 2010 - 6:09




Autor: Sheik Salih Al-Fawzan.
Fuente: Itihaf Ahlil Imán bi Durus Shahri Ramadán.
Producido por: www.al-ibaanah.com
Localizado en:
http://www.salafisocietydc.org/index.php?option=com_content&task=view&id=30&Itemid=24
Traducido por: Musa Abdullah Reyes.
Para: www.islammexico.net

Toda la alabanza sea para Alláh por Sus bendiciones y Generosidad. Él nos ha bendecido al permitirnos alcanzar el mes de Ramadán y nos ha hecho capaces de hacer buenos actos por los cuales nosotros podemos acercarnos a Él. Y que la paz y las bendiciones sean sobre nuestro Profeta Muhammad, quien fue el primero en apresurarse a hacer buenos hechos; tanto sobre su familia como con sus Compañeros; aquellos quienes creyeron en él, lo apoyaron y siguieron la luz que le fue revelada a él. Ellos son los exitosos.
Para lo siguiente, entonces:

Yo les aviso a ustedes y a mí mismo el temer a Alláh durante este bendito mes tanto como en cualquier otro mes. De cualquier forma, este mes tiene un mérito especial por el cual Alláh lo ha distinguido, desde que ello es una ocasión única para llevar a cabo buenos hechos. El Profeta (صلى الله عليه وسلم) suplicaba a Alláh que le permitiera ser capaz de alcanzar el Ramadán. Así que cuando el mes de Rayab venía, él (صلى الله عليه وسلم) decía: “¡Oh Alláh! Bendícenos durante Rayab y Shabán y permítenos alcanzar Ramadán”.

El Profeta (صلى الله عليه وسلم) también daba a sus Compañeros las buenas noticias de su arribo y les explicaba sus muchas virtudes, diciéndoles: “¡Oh gente! Un gran y bendito mes ha venido sobre ustedes”.

El Profeta (صلى الله عليه وسلم) animaba a sus Compañeros a esforzarse duro en llevar a cabo buenos hechos durante este mes; ambos, los obligatorios y los recomendados, tales como la oración, la caridad, mostrar bondad y suavidad, ser pacientes mientras se obedece a Alláh, gastar el día de uno con el ayuno, la noche de uno con la oración y las horas de uno con la recitación del Corán y recordando a Alláh.

Así que no gasten tiempo en ser descuidado y rechazar, como es el caso con aquellos miserables quienes han olvidado a Alláh y así que Él les ha causado que se olviden de sí mismos. Tal gente no extrae beneficio del paso de las ocasiones para hacer el bien, ni ellos llevan a cabo su santidad o conocen su valor.

Mucha gente no conoce este mes excepto como un mes para varios tipos de comidas y bebidas. Así que ellos se extienden grandemente en dar a sus almas lo que ellas desean. Y ellos se exceden en comprar tipos caprichosos de comidas y bebidas. Es bien conocido que la ración de demasiada comida y bebida causa que uno sea flojo con los actos de adoración. Lo que es requerido para el musulmán es que disminuya en su ración de comida y bebida, tal que sea enérgico cuando venga a los actos de adoración.

Alguna gente no conoce el mes de Ramadán excepto como un mes en el cual uno duerme durante el día y se queda levantado toda la noche haciendo cosas que no tienen beneficio o cosas que causan daño. Así que esta gente se queda despierta la mayor parte de la noche o toda ella, luego duermen durante el día aún sobre los tiempos de las oraciones obligatorias. Así que ellos no rezan en congregación o en los tiempos de oración prescritos.

Otro grupo de gente se sienta a la mesa de la cena cuando es tiempo de romper el ayuno y abandonan el llevar a cabo la oración del Maghrib en congregación. Estos tipos de gente no conocen el valor del mes de Ramadán ni se refrenan de violar su santidad al cometer el tipo prohibido de insomnio (durante toda la noche), abandonando las obligaciones y haciendo lo prohibido.

Junto a esta gente están aquellos individuos quienes no ven el mes de Ramadán excepto como una oportunidad para hacer negocios, exhibiendo sus productos y persiguiendo después la vida mundanal, la cual es temporal. Así que ellos están activos en comprar y vender, así gastando todo su tiempo en los mercados y abandonando el Masyid. Y si ellos van al Masyid, entonces ellos están en apuración y angustia. Ellos no se relajan mientras están en el Masyid desde que su gozo y comodidad yace en las áreas comerciales.

Y hay otro tipo de gente quienes no conocen el mes de Ramadán excepto como un tiempo para mendigar en el Masyid y en las calles. Así que ellos gastan la mayor parte de su tiempo yendo y viniendo de aquí y allá y viajando de un país a otro en orden de colectar dinero a través de mendigar y por presentarse a sí mismos como si fueran necesitados cuando de hecho ellos son saludables, y como heridos cuando ellos están de hecho saludables. Tal gente está negando las bendiciones de Alláh sobre ellos y tomando la riqueza de la gente injustamente. Y ellos están gastando su precioso tiempo en cosas que son dañinas para ellos. Así que no hay méritos especiales que puedan ser encontrados en Ramadán para estos tipos de gente.

¡Oh sirvientes de Alláh! El Profeta (صلى الله عليه وسلم) se esforzaba duro durante este mes más de lo que lo hacía en cualquier otro mes. Aunque el Profeta (صلى الله عليه وسلم) era fuerte en llevar a cabo actos de adoración en todos los tiempos, él se liberaba a sí mismo durante este mes de muchos de los deberes, los cuales en realidad eran actos de adoración, dejando estos hechos rectos por (otros) hechos que eran mejores que aquellos. Los Salaf seguían su ejemplo en este respecto y así ellos particularizaban este mes con ambiciones más altas, así manteniéndose ellos mismos desocupados en ello, para que asi ellos pudieran llevar a cabo buenos hechos. Ellos gastaban su noche en la oración del Tahayud y su día en ayunar, remembranza de Alláh y recitación del Corán, frecuentando así el Masyid para ese propósito.

Así que nosotros deberíamos comparar nuestras condiciones a sus condiciones y ver lo extenso de nuestras habilidades en este mes.
Y nosotros deberíamos saber que justo como los buenos hechos son multiplicados durante este mes, entonces similarmente, los actos malvados son peores y su castigo es más grande. Así que deberíamos temer a Alláh y magnificar la santidad de este mes.

“Y quienquiera que magnifica las cosas sagradas de Alláh, esto es mejor para él en la vista de su Señor” (Surah Al-Hayy).

Que Alláh nos conceda a todos nosotros la habilidad para tener declaraciones y acciones rectas. Y que la paz y las bendiciones sean sobre nuestro Profeta Muhammad, tanto como sobre toda su familia y Compañeros.
Volver arriba Ir abajo
http://nadylla-miamorporelislam.blogspot.com/
 

¿Qué debería preocuparle a uno durante el mes de Ramadán?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» En cumplimiento del deber.
» Decálogo Para las Mujeres Durante el Mundial de Fútbol
» "Historia de un Tesoro Escondido durante la Revoluciòn"
» Monedas durante la II República y Guerra Civil Española. PDF
» HISTORIA DE UN TESORO ESCONDIDO DURANTE LA REVOLUCIÓN

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Islam :: Los 5 pilares del Islam. :: Siam (ayuno del sagrado mes de Ramadán)-