ÍndiceFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 EL SECULARISMO Y SUS PELIGROS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
nadiamustafa

avatar


Estado civil : casada
Femenino Mensajes : 651
Fecha de inscripción : 14/05/2010
Localización : MADRID

MensajeTema: EL SECULARISMO Y SUS PELIGROS   Sáb 20 Nov 2010 - 22:14

Assalamu Aleikum

Al-lah, el Más Exaltado, envió el Libro (el Noble Corán) para aclarar todas las cosas, para guiar y como una misericordia para la gente que cree.
Él Envió a Su Mensajero, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, con la guía y la verdadera religión con la cual abrió los ojos ciegos, los oídos sordos y los corazones sellados. Con esta, Él Eliminó la oscuridad de la ignorancia y la estupidez y rompió las cadenas del politeísmo de tal manera que el desvío se convirtió en una leyenda del pasado y la adoración a los ídolos se convirtió en un mito antiguo.

Un musulmán se sorprende ante la estupidez del politeísmo. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {…Aquel a quien Al-lah Guíe estará bien encaminado; pero a quien Él Extravíe no podrá encontrar nadie que lo guíe.} [Corán 18:17]

Sin embargo, siempre debemos recordar que las pruebas son continuas y que el mal permanece. Los demonios entre la humanidad y los yinns (genios) continúan esparciendo el desvío, y haciéndolo ver atractivo y difundiéndolo por medio de todas las lenguas. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Y al igual que a ti, hicimos que cada Profeta tuviera enemigos que se revelaban de entre los hombres y los genios, y que se susurraban mutuamente hermosos discursos para desviar a los hombres. Pero si tu Señor Hubiera Querido no lo habrían hecho. Apártate, pues, de ellos y sus mentiras.} [Corán 6:112]

El obligatorio para nosotros conocer las formas de desvío, advertir a la gente sobre él, exponerlo, exponer sus objetivos y bloquear el camino a quienes llaman a este. Al hacer eso, los musulmanes pueden estar conscientes de lo que su Señor Quiere de ellos y tener un apropiado punto de vista para no ser perjudicados por las tramoyas y los planes de los desviados.

Hoy en día, en el mundo islámico, muchos diferentes filósofos e ideologías están siendo difundidas, mismas que desvían a mucha gente con su brillo superficial y gloria. Muchos lemas y términos han capturado las mentes de la gente y controlan su forma de pensar.
Estas falsas creencias son como una enfermedad y son del fuego. Si ha sido decretado que estas falsas creencias sean diseminadas, destruirán a la persona afectada.

Una de estas ideologías es el secularismo, el cual se ha infiltrado en las comunidades musulmanas. Quizás uno de los desafíos que enfrenta la gente de Ahlus-Sunna wal Yama’ah (la verdadera metodología islámica), en este momento, es derrocar estas falsas creencias, aclarar sus argumentos vanos, y exponer la realidad de las oscuras consignas detrás de las cuales se esconde el secularismo y esparce su veneno en las mentes y corazones de la gente de esta nación.

Por esta razón, es necesario descubrir el verdadero rostro de esta ideología que está desviada y está desviando al mismo tiempo.
El secularismo, en su definición correcta, es la creencia de que la religión no debe entrar en los asuntos del Estado; niega cualquier forma de fe y adoración religiosa. Por lo tanto, el secularismo es la antítesis del monoteísmo islámico; el cual, desde la perspectiva del Islam, es la realidad y verdad más grande.

Ibn Taimiah, que Al-lah lo Perdone, en su libro Al Ubudiah (La Sumisión) dijo: “La humanidad está en una encrucijada que tiene dos caminos, no hay un tercero. Estos son: elegir servir a Al-lah o negarse a servirlo. Para creer completamente en el sometimiento a Al-lah, excluyendo todos los demás, sabiendo que el sometimiento a cualquiera en lugar de Al-lah, grande o pequeño, es la adoración a Satanás”.
Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {¿Acaso no tomasteis un compromiso Conmigo, ¡oh, hijos de Adán!, de no obedecer ni adorar a Satanás, porque él es un enemigo evidente para vosotros, y de que Me adoraríais? Y por cierto que éste es el sendero recto [que debíais seguir].} [Corán 36:60-61]; esto incluye a los árabes, acerca de quienes Al-lah Dijo (lo que se interpreta en español): {Invocan en vez de Él a deidades femeninas. En realidad sólo invocan a un demonio rebelde [Satanás].} [Corán 4:117] También, esto incluye todos los actos de adoración, a lo largo de la historia, realizados para cualquier otro que no sea Al-lah.

Algunos de los actos de adoración han cambiado. Los árabes ya no adoran a los ídolos del pasado. Sin embargo, la adoración a Satanás en sí misma no cambió. Los antiguos ídolos fueron reemplazados por los nuevos: como el sectarismo, el nacionalismo, el secularismo, la libertad individual, el sexo y otros.

Existen muchos ídolos nuevos hoy en día. De hecho, es la adoración a Satanás y Taghut (cualquier cosa adorada además de Al-lah, ya sea un ídolo material o una ideología) que niega el testimonio de que no existe nadie con derecho a ser adorada excepto Al-lah. El significado de “la ilaha il-la Al-lah” (la primera parte del testimonio de fe) es descreer en Taghut y creer solamente en Al-lah.
Basados en esto, podemos conocer las reglas del Islam concernientes al secularismo. El secularismo es la incredulidad y es el concepto preislámico de Taghut, el cual niega y contradice “la ilaha il-la Al-lah”.

Dos puntos que son básicos y que están emparejados son que, en primer lugar, esto está reglamentado por algo más que las leyes de Al-lah o lo que Al-lah Ha Revelado; y segundo, esto está asociando a otros en la adoración de Al-lah.
El secularismo simplemente significa regir con otras leyes en vez de las de Al-lah; alguna otra cosa diferente a lo que Al-lah Ha Revelado. Es regir con una constitución o legislación diferente a la que Al-lah Ha Legislado. La aceptación de ser gobernado por ella y seguir a Taghut en lugar de seguir a Al-lah, es la esencia de establecer la vida sin ninguna fe ni religión.

Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {…Quienes no juzgan conforme a lo que Al-lah Ha Revelado, esos son los incrédulos.} [Corán 5:44]
La incredulidad tiene diferentes formas, sobre las cuales debemos tener precaución. Un aspecto de la Yahiliah –paganismo preislámico– era el rechazo de Al-lah. El rechazo de Su existencia está relacionado con la fe y la forma en que la vida es percibida, lo cual corresponde a la Yahiliah del comunismo.
Otro aspecto es el reconocimiento de la existencia de Al-lah, pero de una forma corrompida y con actos de adoración desviados. Esta clase de Yahiliah es sinónimo de la Yahiliah de los judíos y los cristianos.

Otro aspecto es aceptar la existencia de Al-lah y realizar actos de adoración, pero con una seria desviación en el entendimiento, implicación e implementación de “la ilaha il-lah Al-lah, Muhamad-ur Rasul Al-lah”, lo cual resulta en una extensa asociación en el tema de la obediencia y el atribuirle copartícipes a Al-lah. Esta Yahiliah es de aquellos que se llaman a sí mismos musulmanes pero son laicos. Ellos piensan que están dentro las filas del Islam y que tienen todos los derechos de un musulmán por el simple hecho de pronunciar la Shahada (el testimonio de fe: “la ilaha il-lah Al-lah, Muhamad-ur Rasul Al-lah”). Ellos realizan los actos de adoración de forma contraria al Islam.

Los que creen en el secularismo manejan los aspectos de la fe y la adoración de acuerdo con lo que Al-lah Quiere, pero –al mismo tiempo– legislan leyes diferentes a las establecidas por Al-lah, el Todopoderoso. De hecho, esta es la realidad y las bases del Shirk (asociar copartícipes a Al-lah), porque la gente de la Yahiliah (el paganismo preislámico) no discutía la existencia de Al-lah. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Si les preguntas [a los idólatras]: ¿Quién creó los cielos y la Tierra? Responderán: ¡Al-lah!...} [Corán 31:25]

Ellos también suelen realizar algunos actos de adoración, como Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Y destinaron para Al-lah una parte de la cosecha y del ganado, que Él mismo Ha Creado [y otra parte para sus ídolos]…} [Corán 6:136] Sin embargo, con todo eso, ¿qué fue lo que Al-lah Dictaminó con respecto a esa comunidad? Al-lah Dictaminó que ellos eran incrédulos, y Consideró que dichos actos colectivos no pesaban nada en la balanza del Islam.

Es por eso que largas batallas tuvieron lugar entre ellos y el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, y la pelea se volvió intensamente agresiva hasta que no pudieron resolverla sino con el enfrentamiento físico, con la espada como juez.

El tema y la causa detrás de todas estas agresivas batallas no era sino una sola afirmación: “La ilaha il-la Al-lah”. Una afirmación sobre la que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, insistía y propagó hasta el extremo, y la gente de la Yahiliah lo rechazó también hasta el extremo.

Desde el primer instante en que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, los llamó a “la ilaha il-lah Al-lah”, la respuesta inmediata fue como Dice Al-lah en el Corán (lo que se interpreta en español): {¿Acaso pretende que en vez de muchos ídolos adoremos a una sola divinidad? Por cierto que ello es algo insólito.} [Corán 38:5]

El tema estaba tan claro en sus mentes, que le apoyo a esta afirmación significaba rechazar firmemente y renunciar completamente a todo fuera de Al-lah. Todo lo que ellos estaban adorando como: los ídolos, el Taghut del liderazgo, la tribu, los magos y tradiciones, todo tenía que ser eliminado, y en lugar de esto tenían que someterse a Al-lah por completo. Esto significa tomar todas los asuntos, de menor y mayor importancia, grandes y pequeños, en el juicio únicamente de Al-lah, sin asociados.

Del mismo modo, hoy en día tenemos entre nosotros a aquellos que dicen que son musulmanes pero se niegan a aceptar una relación entre la religión y los asuntos de la vida mundanal, particularmente cuando eso implica el manejo de dinero y asuntos materiales.
Actualmente, entre nosotros hay personas que son altamente educadas, con doctorados de diferentes universidades del mundo, y las primeras preguntas que descaradamente hacen son: “¿Qué tiene que ver el Islam con nuestra conducta social? ¿Qué tiene que ver el Islam con la mezcla de hombres y mujeres en las playas o lugares de entretenimiento? ¿Qué tiene que ver el Islam con la forma en que las mujeres salen vestidas a la calle?

¿Qué tiene que ver el Islam con la libertad de la mujer de viajar sola y manejar sus propios asuntos? Esto, de hecho, es un llamado al ateísmo, porque rechaza lo que Al-lah Ha Revelado en Su Libro respecto al rol del hombre y de la mujer. Algunos preguntan: ¿Qué tiene que ver el Islam con liberar el awra sexual por cualquier medio, ya sea el adulterio, la fornicación o cualquier otra cosa? ¿Qué tiene que ver el Islam con la gente civilizada y lo que hacen?
Entonces, cuál es la diferencia entre esta gente y los incrédulos del pueblo del Profeta Yetro, la paz sea con él, quien dijo (lo que se interpreta en español): {… ¿Es que tus oraciones son las que te ordenan que dejemos aquello que adoraron nuestros padres…?} [Corán 11:87] Estas personas cuestionan y rechazan fervientemente que la religión interfiera con la economía. Ellos rechazan cualquier conexión entre los asuntos financieros, la fe y los valores morales religiosos, diciendo: “¿Qué tiene que hacer la religión con la usura? ¿Qué tiene que ver la religión con el engaño y el robo? ¿Qué tiene que ver la religión con la política y las leyes de los países?”

Ellos, descaradamente, dicen que si los valores religiosos interfieren con la economía, la corromperán y la arruinarán. Por lo tanto, ellos no son mejores que la gente del Profeta Yetro.

En el mundo actual, tenemos un estado de ignorancia que es peor que el de la era preislámica, pero alegan conocimiento y civilización. Sus defensores acusan a quienes conectan la religión y la conducta social humana, la política y la economía, de ser atrasados y rígidos, etiquetándolos de fundamentalistas y extremistas.

¿No es esta la realidad de la campaña de aquellos secularistas que dicen ser musulmanes, que corrompen a la gente y a la tierra, diciendo: “La religión y la creencia es para Al-lah, pero gobernar la tierra es para la gente”; es decir, separando el Estado de la religión?
Este es el hábito de los hipócritas y los secularistas que dicen ser musulmanes para no rechazar abiertamente y demostrar que su enemistad con el Islam. Ellos usan el arma de la ilusión de ser musulmanes hasta el tiempo de la batalla, cuando toman a los musulmanes por sorpresa.
Por eso, estos hipócritas de entre los secularistas y quienes son como ellos, lanzan una campaña para desviar al mayor número posible de musulmanes y disminuir el número de personas que pueden denunciarlos, interferir o evitar lo que están haciendo.
Quienes luchan a favor del secularismo, mientras intentan terminar con el Islam de raíz, poco a poco tratan de ganar espacio en los medio de comunicación para llegar a las masas.

El secularismo nació y emergió de la Yahiliah y es una clara incredulidad. Este hecho no está escondido y no hay duda al respecto. Quienes llaman al secularismo crean duda y confusión deliberadamente. Ellos saben que no hay lugar para esta Yahiliah en las tierras de los países musulmanes, a menos que engañen y confundan a los musulmanes por medio campañas falsas que oculten lo que realmente son. Ellos esconden de la gente común el tema de su religión. Instigan a la gente común y a las masas de musulmanes en contra de los sinceros y virtuosos que llaman al Islam, aquellos que les advierten del peligro para su religión y sus familias, y exponen la realidad del secularismo.
La lucha que ha sido iniciada en contra de los musulmanes de Ahlus-Sunnah wal Yamma’ah por esas sectas desviadas que alegan ser parte del Islam, no debe ser tomada a la ligera.

Lo más peligroso de esto siempre ha sido el ataque de las sectas con una fe oculta, como algunas sectas desviadas que han sido apoyadas por fuerzas monetarias internacionales de los incrédulos para destruir a la gente de Ahlus-Sunnah wal Yamma’ah. Dado que la gente de Ahlus-Sunnah wal Yama’ah son un peligro real y práctico para estas fuerzas internacionales, sus fuertes están amenazados internamente por los poderes seculares que se unen contra ellos desde adentro y que pelean cubierta y encubiertamente. Esto representa el corazón de la batalla entre el Islam y la incredulidad en esta era moderna.

La fase más peligrosa de esta lucha es descubrir la realidad de esta malvada ideología secular y exponerla a los musulmanes, de manera que los caminos de los criminales que tratan de desviarlos y confundirlos con respecto a su religión, se vuelvan evidentes para cada uno de ellos.
Es tiempo de que la gente de Ahlus-Sunnah wal Yama’ah tenga cuidado y precaución de estos peligros que los rodean desde adentro y desde afuera, y los ponen en peligro en esta vida y en la otra.

Es tiempo de que muchos de ellos renuncien a sus viejas batallas, resuelvan las pequeñas diferencias y unan sus fuerzas, poder y esfuerzos para enfrentarse a estos desafíos.

Volver arriba Ir abajo
 

EL SECULARISMO Y SUS PELIGROS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Amor entre los peligros de la Mafia
» maleficios enterrados de magia negra y sus peligros.
» Los peligros del pegamento
» Fibra de vidrio , lana de roca y la salud
» HAY PELIGRO USAR EL DETECTOR DE METALES ,CUANDO LLUEVE Y CAEN RAYOS..

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Islam :: Modales-