ÍndiceFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Realizar una súplica depende de la sinceridad en una acción concreta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
nadiamustafa

avatar


Estado civil : casada
Femenino Mensajes : 651
Fecha de inscripción : 14/05/2010
Localización : MADRID

MensajeTema: Realizar una súplica depende de la sinceridad en una acción concreta   Sáb 5 Feb 2011 - 22:12

Assalamu Aleikum

¿Es permisible que un musulmán diga en su súplica: “Oh Dios, si soy sincero en esta acción, entonces haz que tenga éxito”, o “ayúdame a completar este asunto”? En otras palabras, supeditar la respuesta a esta súplica a nuestra sinceridad en la acción; si Dios responde la plegaria y nos permite tener éxito, entonces es un signo de que Dios la ha aceptado y que la acción fue sincera, pero si Dios no la responde, entonces es un signo de que el musulmán no fue sincero, porque él ha supeditado a la sinceridad en su súplica el que su acción pueda realizarse o completarse.

Alabado sea Allah

Es permisible para el musulmán decir en su súplica: “Oh Allah, si soy sincero en esta acción haz que tenga éxito”, o “haz que pueda perfeccionarla”.

Algo similar a esto fue narrado en un reporte de las tres personas que estuvieron encerradas en una caverna, y le pidieron a Dios por la virtud de sus obras rectas, y cada uno de ellos dijo en su súplica: “Oh, Dios, si Tú sabes que yo hice esto anhelando Tu Rostro, entonces garantízanos el alivio”. Y Dios respondió a sus súplicas. Citaremos aquí el texto completo de este reporte:

Se narró que ‘Abd Allah ibn ‘Umar dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Tres hombres estaban caminando y comenzó a llover, y se metieron en la cueva de una montaña para guarecerse. Entonces cayó una roca de la montaña sobre la entrada de la cueva y quedaron atrapados. Se dijeron el uno al otro: “Ve si has hecho alguna obra recta a causa de Dios, y reza pidiéndole a Dios en virtud de ella, para que Él remueva esta roca de la entrada”.

Uno de ellos dijo: “Oh Allah, yo tenía a mis padres ya mayores, a mi esposa y a un hijo pequeño. Yo solía llevar a pastar el rebaño para ellos y cuando volvía al atardecer, solía ordeñar a las ovejas y darles de beber a mi familia, comenzando por mis padres, antes que a mi propio hijo. Un día fui demorado y no volví hasta la noche, y encontré que ellos se habían ido a dormir. Ordeñé las ovejas como hacía habitualmente, y llevé la leche y me quedé de pie con ella a la cabecera de sus camas, pero no quise despertarlos, y no quería darle de beber a mi hijo antes que a ellos. Mi hijo estaba llorando a mis pies, y yo me quedé así hasta que llegó la aurora y ellos despertaron. Si Tú sabes que hice esto anhelando Tu Rostro, entonces mueve un poco esta roca por nosotros, para que podamos ver el cielo”. Entonces Dios hizo que la roca se moviera un poco para ellos, y pudieron ver el cielo.

El siguiente dijo: “Oh Dios, yo tenía una prima a quien amaba tan profundamente como un hombre puede amar a una mujer, y quería poseerla, pero ella rehusó a menos que yo le trajera cien dinares. Yo trabajé duro y conseguí los cien dinares, y se los traje. Pero cuando estuve entre sus piernas, ella me dijo: “Espera, siervo de Dios, teme a Dios y no rompas el sello sino es de una forma lícita”. Entonces me levanté y la dejé. Si Tú sabes que yo hice esto buscando Tu Semblante, entonces abre la roca un poco más para nosotros”. Y Dios hizo que la roca se abriera un poco más para ellos.

El último dijo: “Oh Dios, yo contraté a un hombre a cambio de una medida de arroz, y cuando terminó su trabajo me dijo: “Dame mi salario”. Le ofrecí la medida de arroz, pero la rechazó. Entonces sembré el arroz muchas veces hasta que adquirí vacas y un pastor con ello. Le dije: “Toma con estas vacas y su pastor y ve”. Y él me dijo: “Teme a Dios y no te burles de mí”. Le respondí: “No me estoy burlando de ti. Acepta las vacas y el pastor”. Entonces él las tomó y se fue. Si Tú sabes que yo hice esto buscando Tu Semblante, entonces, mueve el resto de la roca para nosotros”. Y Dios abrió la entrada”.

Narrado por al-Bujari (2272) y Muslim (2734).

Pero el hecho de que Dios responda su súplica no necesariamente significa que la persona fuera sincera en su acción, y si la súplica no es respondida, no necesariamente significa que no fue sincero.

Porque él puede haber sido sincero en su acción pero Dios se abstuvo de concederle lo que pidió por otra razón, tal como un castigo por sus pecados o por consumir algo prohibido, etc.

Y él puede no haber sido sincero en su acción y sin embargo Dios le puede conceder lo que pidió por una razón diferente a la de su súplica, ya sea desviarlo o porque su súplica coincidió con algo que estaba previamente decretado, de tal manera que Dios quiso que sucediera, pero no a causa de su súplica.

El cumplimiento y la aceptación de una súplica elevada a Dios puede ser un indicio de la sinceridad del suplicante, pero no podemos estar seguros de eso.

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Volver arriba Ir abajo
 

Realizar una súplica depende de la sinceridad en una acción concreta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Patrón para realizar mantita para el ajuar del bebé
» como realizar piñatas de kitty necesito ayuda
» Patrón para realizar capa para mujer
» Cómo realizar un parche
» Patrón para realizar una funda para bolsa de agua

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Islam :: Modales-