ÍndiceFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Las virtudes de los padres que enseñan a sus hijos cómo leer el Corán

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
nadia hmaidi

avatar


Estado civil : casada
Femenino Mensajes : 863
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 33
Localización : españa

MensajeTema: Las virtudes de los padres que enseñan a sus hijos cómo leer el Corán   Dom 6 Jun 2010 - 10:30

Debemos hacer que nuestros hijos amen el Corán antes de que empecemos a enseñárselo.

Debemos enseñar el Sagrado Corán a nuestros hijos para estimular y mantener viva en ellos la comprensión del Islam. Cuando les enseñamos cómo leer el Sagrado Corán nos corresponde recalcar su importancia y presentar sus contenidos sagrados. Debemos explicar el papel que desempeñó en el surgimiento de la civilización islámica en el pasado, y señalar que constituye la fuente de los estudios religiosos y la moralidad. Nos incumbe explicarles, en un estilo apropiado, el papel que desempeñó en las vidas de los sabios musulmanes. Debemos recordarles el hecho de que algunos sabios como Ibn Sina (Avicena), que se especializaron en las ciencias naturales y la filosofía, y cuya luz ha brillado a lo largo de muchos siglos —por no mencionar a otros sabios— comenzaron a adquirir su conocimiento a través de la memorización del Corán. Debemos hacer que nuestros niños amen el Corán antes de que comencemos a enseñárselo; hemos de usar ejemplos acerca de la importancia del Corán en la vida de un musulmán.

La educación coránica comienza cuando instruimos a los niñoscómo leer el Corán. Pero antes de esto, los niños deben amar al Corán y el fundamento de este amor debe ser establecido por la familia. Los hijos que ven a los padres leyendo el Corán quieren aprender a leerlo ellos también.

Debido a la importancia de la familia en la educación coránica, el Profeta describió las recompensas que los padres recibirán en el Más Allá y mencionó los inconvenientes de educar a los hijos con temor hacia su futuro en este mundo. Bajo la influencia de su innato sentido de la compasión, los padres no quieren que sus hijos sufran, y ellos les educan con esas mismas ideas. Con el fin de corregir esta forma de pensar, el Profeta nos recuerda las recompensas divinas que la enseñanza del Corán otorgará a los padres. En uno de sus hadices, el Profeta nos dice: «Todos los pecados —ya sean pasados o futuros— de la persona que enseñe a su hijo a leer el Corán serán perdonados. Quien enseñe a su hijo a recitar el Corán será resucitado por Dios en el Día del Juicio brillando como la luna llena. Se pedirá a su hijo que lea. Por cada versículo que el niño lea, Dios elevará el nivel del padre hasta que el niño llegue al último versículo que pueda recitar». (Mayma al-Zawaid, 7, 165, 166). Aunque los padres y los hijos son mencionados en el hadiz, la referencia es tanto para los padres como las madres, y tanto para los hijos como las hijas. Mencionar lo específico mientras se refiere a lo general es una característica del Corán y la Sunna.

Si no convierten los intereses mundanos en su objetivo y animan a sus hijos a aprender a leer el Corán, los padres ganarán méritos y recompensas incalculables. En un hadiz, que nos explica cómo el Corán intercederá por nosotros en el Más Allá, el Profeta nos describe la situación en la forma siguiente: «Los padres de aquellos que leen el Corán serán vestidos con dos prendas cuyo valor no podrá ser descrito en términos de este mundo. Ellos preguntarán: «¿Por qué se nos han dado estas ropas?». Se les responderá: «Porque vuestros hijos leyeron el Corán y lo pusieron en práctica». (Darimi, Fadail al-Quran, 15). Este hadiz enfatiza no sólo la virtud de saber leer elCorán, sino también la virtud de amarlo y de organizar la vida sobre la base de los principios coránicos. Cabe señalar que para poner en práctica las enseñanzas del Corán, la educación coránica no debe limitarse a la simple lectura y memorización. La práctica del Corán sólo puede ser lograda si se establece una relación permanente y continuada con el mismo, si la curiosidad de nuestros hijos es estimulada y si sus contenidos son enseñados. A los niños hay que leerles en primer lugar las parábolas de los profetas que aparecen el Corán, extraídas de traducciones del Corán o de comentarios sobre el Libro. Hay que animarles a que amen el Corán comunicándoles ejemplos que puedan comprender. Dado que las mentes de los niños se hallan predispuestas para comprender historias y ejemplos, estas parábolas tendrán un impacto permanente en sus mentes y formarán el mundo de su imaginación. Ellos aprenderán los conceptos del bien y del mal a partir de estas parábolas, y, de este modo, la luz del Corán será la primera fuerza que formará su pensamiento. Además, hay que enseñarles traducciones de suras cortas así como también el significado de los textos que han memorizado, ya que la pura memorización debe ser evitada.

El Profeta nos habla acerca de las recompensas que los padres de los siervos del Corán lograrán: «Los padres de quienes lean el Corán y actúen en base a lo que se halla en el Sagrado Libro serán coronados en el Día del Juicio, la luz del cual sería mayor que la luz del Sol si pudiera estar contenida en un lugar de este mundo. Así pues, ¿cuál pensáis que puede ser la recompensa de la persona que actúa en base a las enseñanzas del Corán (queriendo decir la recompensa de los hijos)?» (Abu Dawud, Witr, 14). Este hadiz nos habla acerca de la recompensa que obtendrán los padres de aquellos que hayan aceptado los principios del Corán y que los apliquen a sus vidas. Sin embargo, este hadiz no describe la recompensa que ellos conseguirán, aunque da a entender que no hay nada en este mundo que sea comparable a la misma.

Leer y llevar a la práctica el Corán no sólo permitirá que los padres se salven, sino que también otros miembros de la familia se salvarán. El Corán intercederá, de hecho, junto con el Profeta. El Corán no sólo intercederá por los siervos de Dios que hayan aplicado los principios coránicos en sus vidas y que hayan enseñado estos principios a otros, sino que también intercederá por los miembros de sus familias. Esto puede ser observado en el siguiente hadiz: «Dios ubica en el Paraíso al que lee y practica el Corán. El Corán intercederá por diez miembros de su familia que estén destinados al Infierno». (Ibn Maya, 16).
Volver arriba Ir abajo
http://nadylla-miamorporelislam.blogspot.com/
 

Las virtudes de los padres que enseñan a sus hijos cómo leer el Corán

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Precioso Denario de Plata de Claudio....Para Enseñar.
» La web que te enseña a documntar un avistamiento
» enseñar a peinar a las clientas / es
» 7 marzo - Ríete un rato: Robert le "enseña" a Justin su secreto con las chicas.
» 4 Noviembre - Robert Pattinson presumió de orgullosos padres.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Islam :: La Familia :: El Matrimonio-