ÍndiceFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La brujería, sus efectos y consecuencias

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
nadiamustafa

avatar


Estado civil : casada
Femenino Mensajes : 651
Fecha de inscripción : 14/05/2010
Localización : MADRID

MensajeTema: La brujería, sus efectos y consecuencias    Dom 27 Jun 2010 - 5:27



Son muchas las personas que se quejan de un mal enorme cuyo daño se extiende tremendamente, un peligro tan grave y que amenaza la tranquilidad y estabilidad del ser y la mente. Es uno de los más grandes misterios y secretos destructivos que hay, de cuya oscuridad y perdición solo se salvan muy pocos, porque en este asunto se involucran hombres y mujeres, pobres y ricos, iletrados y profesionales, enfermos y saludables, dirigentes y gobernados, es decir, que ha logrado arraigarse muy profundamente en todos los campos de nuestras vidas: la política, la economía, la cultura, la educación y hasta el deporte; solo se libran de caer en el engaño de este mal quien recibe la misericordia de Al-lah.
Es un mal que acaba con la alegría, destructor y divisor de hogares, pues cuántas mujeres no han sido divorciadas y niños despojados del calor de sus padres por su causa. Cuántos y cuántos son los que han perdido su tranquilidad, su estabilidad e incluso hasta sus bienes por su causa. Entonces, estamos hablando de un peligro que amenaza al individuo, la familia y la sociedad por completo. ¿Se imaginan a qué nos estamos refiriendo? Así es, es la brujería, la cual por medio de hechizos, brebajes, amuletos, trabajos, nudos, etc., tiene un efecto destructivo para el cuerpo, la mente y el alma. La brujería enferma y mata, y divide y destruye, hace que el embrujado vea lo beneficioso como perjudicial y viceversa.
La brujería en el Islam es sinónimo de incredulidad, es un mundo oscuro y extraño; en su exterior es llamativo y cautivador, pero en su interior es todo lo contrario, es putrefacción y porquería. No hay una sola persona que se dedique a este perverso oficio sin que su corazón muera, y no hay una sociedad en la que se haya esparcido este mal sin que haya sido destruida o vaya camino hacia la perdición.
Al-lah, Altísimo sea, Envió a Su Profeta Muhammad, sallallahu âlaihi wa sallam, con la religión verdadera y la guía recta para acabar con los vestigios de la ignorancia, el politeísmo y la idolatría, y purificar las mentes y los corazones de los malos hábitos a los que estaban acostumbrados y que les tenía sumidos en la confusión. En el tiempo del Yahiliah (la ignorancia, época preislámica) la gente era supersticiosa y se aferraban de símbolos, amuletos, fetiches y talismanes esperando que los beneficiaran y trajeran suerte; pero cuando llegó la creencia, que establecía la confianza única y absoluta en Al-lah, fueron liberados por completo de los agüeros y supersticiones. Con esta creencia se creó una barrera protectora contra la brujería, sus practicantes y todas las mentiras, ilusiones y desviaciones, y se expuso la verdad de este mal ante todo el mundo, mostrando que los brujos solo pretenden beneficiarse materialmente a costas del mal de la gente y la sociedad entera; por lo tanto, no se puede pensar que la brujería traiga algún bien o asegure el progreso.
En el tiempo en el que nos encontramos, el de la tecnología, el adelanto científico y la modernidad, se supone que creer en supersticiones y todo lo que la brujería promueve es rechazado; sin embargo, esto no sucede, pues aún en los países más desarrollados hay mucha gente que sigue creyendo en hechizos y utilizando amuletos para la suerte, para cuidarse de un mal. Con todo el conocimiento que tenemos a nuestra disposición hoy en día, sigue habiendo gente que creen en el “poder” de los brujos, ¡pese a que ven que estos hechiceros no pueden protegerse a sí mismo de los accidentes y mucho menos pueden librarse de la muerte!
Todo aquel que se dedique a la brujería y hechicería debe saber que ha incurrido en el desagrado de Al-lah y se expone a su castigo, consecuencia de su desobediencia e incredulidad, además todas las obras que haya realizado le serán rechazadas y las habrá anulado; porque para ser brujo hay que adorar a otro que no sea Al-lah, en este caso al Shaitan (el demonio), debe ofrecerle actos de devoción que solo corresponde a Al-lah, como la obediencia, las oraciones, la confianza, la solicitud de ayuda y las súplicas. Llegan a casos extremos como el hacer cosas horribles con el Corán: hacer sus necesidades fisiológicas sobre él, escribir algunas de sus aleyas con inmundicias, etc.; si son capaces de hacer esto con la palabra de Al-lah, imagínense qué más hacen: incesto, homosexualismo, y toda conducta enfermiza. Este tipo de conductas de incredulidad son una prueba clara de que la relación que ha establecido el brujo con el demonio es muy fuerte, y que cree firmemente que él le responderá a cualquier petición y llamado que le haga. Satanás, al ver que su alumno le ha jurado fidelidad por completo, hace que sus secuaces, los demonios de los Yin (genios), les ayuden en sus fechorías aprovechando las facultades sobrenaturales con las que han sido dotados, para crear confusión entre la gente y hacerla pensar que el brujo en realidad tiene poderes; Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {¿Queréis que os informe sobre quién descienden los demonios? Descienden sobre todo mentiroso pecador [que dice ser adivino]. Ellos [los demonios] se esfuerzan por oír [las revelaciones a los Ángeles en el cielo], pero le transmiten [a los hombres] mentiras.} [Corán 26:221-223]

Entre más actos de incredulidad cometa el brujo más obedientes serán los demonios que los ayudan y más rápida serás sus respuestas, por lo que no cabe duda que la brujería y su práctica son actos que contradicen por completo la creencia y la fe en Al-lah, lo que significa que es una de las razones que hacen que la persona que caiga en esta horrible desobediencia no se considere más como musulmán. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {…eran los demonios quienes enseñaban a los hombres la brujería y la magia que transmitieron los Ángeles Harut y Marut en Babel. Pero éstos no le enseñaban a nadie sin antes advertirle que se trataba de una tentación, y que quien la aprendiera caería en la incredulidad.} [Corán 2:102] El Profeta Muhammad, sallallahu âlaihi wa sallam, dijo: “… y quien hace brujería ha caído en la idolatría” [An-Nasai’], y: “No es de los nuestros quien tiene agüeros o los enseña, ni el que pide que se le adivine su suerte o es adivino, ni el brujo ni el que pide que hagan brujería por él”. [Tabarani]


El veredicto de la Ley Islámica sobre la brujeria
El Mensajero de Al-lah, sallallahu âlaihi wa sallam, contó la brujería y la hechicería entre los siete pecados más graves, dijo: “Evitad los siete pecados mortales”. Dijeron: “¡Mensajero de Al-lah! ¿Cuáles son?” Dijo: “Asociar iguales a Al-lah (Shirk o la idolaría), la brujería, quitar sin causa justa una vida que Al-lah prohibió, alimentarse de la usura y el interés, alimentarse de la propiedad del huérfano, huir del campo de combate durante un enfrentamiento y calumniar a las creyentes castas e inocentes”. [Bujari]

Los musulmanes que van en búsqueda de los adivinos, brujos y hechiceros, son personas cuya fe en Al-lah es muy débil y su confianza en Él igual, por lo que han preferido perderlo todo y alejarse del perdón de Al-lah y Su misericordia, además, se exponen a caer dentro de lo que el Profeta Muhammad, sallallahu âlaihi wa sallam, mencionó cuando nos dijo: “Quien vaya donde un adivino y le consulte algún asunto, su oración no le será aceptada por 40 días; pero si cree que lo que le dice es verdad, entonces ha dejado de creer en lo que le fue revelado a Muhammad” [Muslim]; y en otro Hadiz nos dice: “No entrará en el Paraíso un alcohólico ni quien crea en la brujería ni quien rompa relaciones con sus familiares”.

La brujería –hacerla o pedir que se haga contra alguien– es una acción que reúne tres perjuicios a la vez: la incredulidad en Al-lah, el daño a la gente y la corrupción en la tierra. Los brujos se dedican a corromper y hacer daño por dinero pagado por gente sin escrúpulos, que no tienen el mínimo sentir a la hora de desear un mal para su prójimo, por su envidia y odio hacia los demás. No les importa perjudicar a quien va a sufrir los efectos del conjuro y de su maldad, así signifique la ruina de una persona o la destrucción y división de un hogar. ¿Esta gente que busca a los brujos para que les hagan daño a los demás no tienen temor de Al-lah, de Su ira y castigo? ¿Es que no tienen miedo que el daño que le hacen a la demás gente se devuelva en contra de ellos? ¿Es que acaso no son conscientes de que Al-lah y Su Profeta, sallallahu âlaihi wa sallam, han condenado severamente a toda persona que quiera hacerle daño a un creyente, y lo han prohibido cortantemente?

Vivimos en una época en que todo está al revés, quieren hacer ver la creencia en Al-lah como mala al igual que a los creyentes, mientras que la brujería y los brujos se destacan y se esparcen por todas partes, apoyados por los medios de comunicación de forma directa e indirecta. La forma directa es bien clara; pero en cuanto a la indirecta, en muchos canales de televisión, periódicos y revistas la disfrazan con la máscara que llaman como ciencia, saber o medicina popular, recomendando pócimas para la salud, para incrementar el amor entre esposos, para cancelar deudas y para solucionar todos los problemas que la gente tenga. Esto, por supuesto, no es verdad, pues la gente que recomienda estos brebajes no son más que los brujos que amenazan a todo el mundo con su mal… Por tal motivo, no debe haber la más mínima duda de que esta gente es peor que el mismo cáncer, por lo que hay que erradicar de raíz el mal que estos incrédulos están sembrando en nuestro mundo.

Una de las formas más comunes que utilizan estos facinerosos para esconder sus malas intenciones ante el público, es la astrología. Alegan que por medio de este “saber” pueden conocer el futuro o recomendar qué debe hacer la persona que los consulta; dijo el Profeta Muhammad, sallallahu âlaihi wa sallam: “Quien aprenden la astrología, está aprendiendo una de las formas de la brujería, por más que la llame de otra manera”. Su influencia sobre las personas de todas las clases y condiciones sociales es muy grande, tanto así que muchos no toman una decisión, grande o pequeña, sin consultar con un astrólogo o por lo menos leer lo que dice el horóscopo sobre su día. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Y creían [los judíos] lo que inventaron los demonios acerca del reinado de Salomón [diciendo que había llegado al mismo por medio de la brujería]. Sabed que Salomón no cayó en la incredulidad [la brujería] y que eran los demonios quienes enseñaban a los hombres la brujería y la magia que transmitieron los Ángeles Harut y Marut en Babel. Pero éstos no le enseñaban a nadie sin antes advertirle que se trataba de una tentación, y que quien la aprendiera caería en la incredulidad. Aprendían de ellos cómo separar al hombre de su esposa, pero en verdad no podían engañar a nadie si Al-lah no lo Permitía. Aprendían lo que los perjudicaba y no los beneficiaba, y sabían que quien accedía a la magia y la brujería no tendría éxito en la otra vida. ¡Qué mal hicieron en vender sus almas!} [Corán 2:102]

Una de las razones por las cuales este mal se ha extendido tanto es la debilidad en la fe y en la confianza que se le debe tener a Al-lah, el Todopoderoso, por la incursión en el pecado y la desobediencia a las órdenes de Al-lah, y porque se ha abandonado la lectura del Corán y de las enseñanzas del Profeta Muhammad, sallallahu âlaihi wa sallam. Por lo que se hace necesario que nos protejamos a nosotros mismos y a nuestras familias, fortaleciendo su fe y enseñándoles lo que la Shari’ah ha establecido para que la brujería no llegue a nuestros hogares.



¿Qué hacer contra la brujería y cómo protegernos?
En cuanto a la persona que ha sido afectada por un hechizo, debe seguir lo ordenado por la Shari’ah al respecto, y no debe correr donde otro brujo buscando la cura, pues un mal no se soluciona con otro. A los brujos lo único que les interesa es el dinero de la gente y hacer que esta caiga en la misma incredulidad en la que ellos se encuentran; por ello, dentro de sus recomendaciones para curar a una persona embrujada, tenemos que le piden que sacrifiquen un animal en nombre de otro diferente a Al-lah, o que hagan unos rezos, súplicas y baños especiales en los que piden la ayuda de otro que no es Al-lah. Si una persona sigue estas recomendaciones habrá caído en la incredulidad, la idolatría y la apostasía. De igual forma, no está permitido que una persona busque la cura contra este mal en enseñanzas que no estén firmemente confirmadas, es decir, que emanen del Libro de Al-lah –el Corán– y la Sunnah auténtica de Su Mensajero, sallallahu âlaihi wa sallam.

Para protegerse o curarse de la brujería, el musulmán debe adherirse a la práctica de su religión y el cumplimiento de sus deberes, además del incremento en las obras de bien voluntarias, como las oraciones en la madrugada, el ayuno y la limosna. Además, debe repetir las súplicas en invocaciones que nos enseñó el Profeta Muhammad, sallallahu âlaihi wa sallam, durante el día y la noche, dentro de las que podemos mencionar:

· Recitar la Aleya del Kursi (el Trono), que es la número 255 de la Sura de Al Bakarah (La Vaca), después de terminada cada oración y antes de dormir.
· Recitar las tres últimas Suras del Corán, es decir, Al Ijlas (112), Al Falaq (113) y An-Nas (114), tres veces cada una después de cada oración y a la hora de dormir.
· La súplica: “Al-lahumma Rabban-nas adh-hib al ba’s washfi anta ash-Shafi la shifa’ il la shifauka shifa’ la iugadir Sajama (¡Oh Al-lah! Señor de los hombres, Haz que este mal desaparezca y Cúrame, pues Tú Eres Quien Cura, y no hay remedio más que Tu cura)”. [Bujari]
· Lo que Al-lah Menciona respecto a la historia de Moisés y la forma en que fue vencida la falsedad de la brujería y hechicería de los magos convocados por el Faraón (que se interpreta en español): {Y le Revelamos a Moisés: Arroja tu vara, y anulará lo que hicieron. Y se evidenció la verdad y también lo vano que habían hecho [porque solo era una ilusión]. Y fueron allí vencidos [los magos] y quedaron humillados. Y se postraron los magos [al percibir la verdad]. Dijeron: Creemos en el Señor del Universo, el Señor de Moisés y de Aarón.} [Corán 7:117-122]
· Las aleyas de la Sura de Jonás (que se interpretan así en español): {El Faraón dijo: Convocad ante mí a todo mago astuto. Y cuando se presentaron los magos, Moisés les dijo: Arrojad lo que tengáis que arrojar. Y cuando arrojaron [sus cuerdas y varas], dijo Moisés: Lo que habéis traído es magia y Al-lah la Anulará; ciertamente Al-lah no Hace que prosperen las obras de los corruptores. Y Al-lah Asevera la verdad con Su Mensaje, aunque ello disguste a los pecadores.} [Corán 10:79-82]
· La Aleyas de la Sura Ta Ha (que se interpretan así en español): {Dijeron: ¡Oh, Moisés! ¿Arrojas tú o la hacemos primero nosotros? Dijo [Moisés]: Arrojad vosotros primero. Entonces arrojaron sus cuerdas y varas, y por la magia que habían empleado éstas parecían moverse [como si fuesen verdaderas serpientes]. [Y al ver esto] Moisés sintió temor en su interior, pero le Dijimos: No temas, ciertamente tú serás el vencedor. Arroja lo que tienes en tu diestra que anulará lo que ellos hicieron, pues solo se trata de magia. Y sabe que los magos jamás prosperarán.} [Corán 20:65-69]

No está demás que al leer las Suras y las Aleyas anteriormente mencionadas, se lo haga sobre un recipiente lleno de agua, se beba un poco y con el resto se lave todo el cuerpo, esto se puede repetir todas las veces que sean necesarias.

Además, no hay nada como la prevención, dicen: “Es mejor prevenir que lamentar”; efectivamente esto es verdad, por ello, el Profeta Muhammad, sallal-lah âlaihi wa sallam, nos enseñó la forma de protegernos a nosotros mismos de los daños que puedan causarnos personas inescrupulosas con su envidia. A continuación, mencionaremos unas cuantas plegarias enseñadas por el Mensajero de Al-lah, sallallahu âlaihi wa sallam, que se acostumbra repetir luego de la oración del Fayer (el alba), el Magrib (el ocaso) y antes de dormir:

· A'udhu bi kalimatil lahi at-tamati min sherri ma Jalaqa, que quiere decir: Me refugio en las perfectas palabras de Al-lah del mal que Ha creado. (3 veces)
· Bismil lahi al ladhi la iaDurru maâ ismihi shai’un fil ardi wa la fis samai’ wa huwas Sami'ul 'Alim, que quiere decir: En el nombre de Al-lah, en Cuyo nombre nada perjudica, así en la tierra como en los cielos; Él Es Quien todo lo Oye, el Omnisapiente. (3 veces)
· Raditu bil-lahi rabban, wa bil Islami dinan, wa bi Muhammadin (sallallahu âlaihi wa sallam) Nabian, que quiere decir: Me complazco de Al-lah como Señor, del Islam como religión, y de Muhammad, sallallahu âlaihi wa sallam, como Profeta. (3 veces)
· La ilaha il-lal Lahu, wahdahu la sharika Lahu, Lahul mulku wa Lahul hamdu wa huwa âla kul-li shai’n qadir, que quiere decir: Nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, Único, sin asociados, Suyo es el Reino y Suya es la alabanza y es sobre toda cosa Poderoso. (100 veces)

Además de las muchas otras enseñanzas que podemos encontrar en los libros que mencionan los Hadices auténticos del Profeta Muhammad, sallallahu âlaihi wa sallam, como el libro Hisnul muslim (la fortaleza del musulmán).

Es importante recalcar que el mal no se cura con otro mal, nos referimos a que la brujería no se combate con más brujería, pues en el Islam no existe eso que muchos llaman como brujería blanca y negra, porque, además de ser un término racista con el que se pretende afirmar que lo bueno es blanco y lo malo negro, la brujería es un acto de incredulidad y maldad píntese con el color que se pinte. Por otra parte, cuando una persona es afectada por un trabajo maligno y consulta con un brujo, está colaborando con el incremento de este cáncer en la sociedad.

Volver arriba Ir abajo
 

La brujería, sus efectos y consecuencias

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Efectos Secundarios de los Exámenes
» ESTOY SUFRIENDO YA LOS EFECTOS DEL BETAFERON
» Efectos en Photoshop
» necesito Efectos de sonido
» causa y efectos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Islam :: Modales-